Venezolanos, brasileños y argentinos, en ese orden, lideran un movimiento de compras de bienes raíces que ha revivido el negocio tras la crisis económica 2008-2009

Mercado Immobiliario en Miami Revive Gracias A Inversion Latina

Compran en efectivo. Eligen casas, departamentos; algunos frente al mar y superiores al millón de dólares. Son latinos y llegan a Miami para sacudir un mercado inmobiliario lastimado por la crisis financiera 2008-2009.

Según la agencia de noticias Reuters, una ola de compradores latinos ha levantado el mercado inmobiliario de esta ciudad de Florida. En su mayoría, venezolanos, brasileños y argentinos buscando alternativas de inversión y/o segundo hogar.

El fenómeno parece estar en sintonía con el buen momento de las economías latinoamericanas, sobre todo de aquellas que han sobrellevado con éxito la crisis global. Los números hablan por sí solos: comparado con 2010, en 2011 se vendió un 46 por ciento más de viviendas y condominios en Miami, publicó la agencia.

Pagos en efectivo

Como muchos de estos latinos llegan con billeteras llenas de dinero en efectivo, los desarrolladores de bienes raíces han debido adaptar sus alicaídos sistemas a nuevos modelos de ventas y financiamiento. Hasta la crisis, dependían de los bancos, quienes con el tiempo fueron cerrando el acceso al crédito.

Así, en el último tiempo han surgido modelos específicamente orientados a pagos en efectivo. Uno de ellos, el “pay as you go”, significa pagar mientras avanzan las etapas de la construcción y llegar al final con el 80 por ciento del total abonado.

Latinos con billetera

Seguidos por los brasileños y argentinos, los venezolanos lideran este movimiento de negocios latinos en Estados Unidos. La causa principal son una serie de restricciones que su presidente, Hugo Chávez, ha puesto a los desalojos de los arrendatarios morosos. Esto ha disuadido a los inversores inmobiliarios y los ha volcado al mercado de Miami.

Según Reuters, BrickellHouse, una de las primeras torres de apartamentos que se levantará después de la crisis, tendrá un 40 por ciento de propietarios venezolanos. La torre, que tiene 374 unidades y está en Biscayne Bay, comenzará su construcción a mediados de año.
Por su parte, los brasileños llegan a Brasil impulsados por los exagerados precios de las propiedades en su país y la apreciación de la moneda, el real. Sus preferidos son los apartamentos de lujo frente al mar, cuyo precio puede alcanzar el millón de dólares.

A comprar, a comprar

Pero los latinos no sólo están levantando el mercado de Miami de los bienes raíces, sino el de las compras en general: tecnología, joyas, vestidos de diseñadores famosos, zapatos…
Como nunca antes, los latinos se han volcado a los centros de compras de Miami para levantar una economía alicaída y, de paso, disfrutar de la ciudad de Estados Unidos que más conoce sus hábitos y costumbres.

Más información: